Se corona Cotto en California

CARSON – Han pasado unos 10 años desde que la mejor versión de Miguel Cotto apareció en un ring de boxeo. El boricua derrotó a boxeadores como Ricardo Torres, Paul Malignaggi, Zab Judah y Shane Mosley, entre otros.


Cotto sigue siendo un boxeador dotado que todavía puede derrotar a los contendientes del deporte, como fue capaz de hacer el sábado por la noche, dominando a Yoshihiro Kamegai más de 12 ronda ante una multitud de 7.689 espectadores en el Stubhub.

Cotto ganó el título vacante de peso mediano junior OMB y mejora a 41-5, con 33 KOs. Kamegai cae a 27-4-2, con 24 KOs.

Fue la primera vez que Cotto apareció en un ring desde que perdió una decisión unánime ante Saúl Canelo Álvarez en noviembre de 2015. Kamegai, que reside en Tokio, entró en la pelea Cotto invicto en tres peleas.

Cualquier intento de Kamegai en una victoria sobre Cotto se evaporó en la tercera ronda. Su plan de juego de apoyar a Cotto contra las cuerdas y forzarlo a luchar contra su pie trasero trabajó, pero recibió numerosas manos derechas y ganchos de izquierda a la cabeza.

Fiel a su estilo, y probablemente porque era su única manera de ganar, Kamegai continuó manteniéndose frente a Cotto y fue capaz de marcar con una mano derecha ocasional, pero recibió dos-tres golpes a la cabeza y el cuerpo por parte de Cotto.

Las puntuaciones fueron 120-108, 119-109, y 118-110 para Cotto, que tiene cinturones de título mundial en cuatro diferentes clases de peso.
Aunque ganar un título mundial vacante puede ser suficiente para alejarse del boxeo, Cotto dijo en la entrevista posterior a la pelea que regresará al ring en diciembre.

En cuanto a la pelea de Kamegai, era un negocio normal para él.

“Creo que hice todo lo posible y estoy contento con mi actuación. En la quinto o sexto asalto, sabía que no iba a ser capaz de detenerlo”.

El Miguel Cotto de 2006 habría eliminado a los gustos de Yoshihiro Kamegai. Cotto está en el lado negativo de su carrera, pero Kamegai vino a luchar y demostró que él hace para las peleas de la diversión.

Golden Boy y Teiken Promotions lo utilizarán de nuevo en una pelea televisada en un futuro próximo.

En cuanto a Cotto, está contento con lo que ha logrado y no tendrá remordimientos colgando sus guantes después del 31 de diciembre.

“Lo haré (me jubilaré), tengo 36 años, cumpliré 37 años el 29 de octubre, he hecho demasiado con los años, creo que es el momento”.

-Una más en diciembre y eso es todo.